//

miércoles, 14 de abril de 2010

COMO EL MERENGUE SIN LETRA




SONAJERO
Como el merengue sin letra

Grisbel Medina R. - 4/8/2010

El pueblo sabe que Víctor Tejada, propietario de Cibao TV Club, es un dirigente perredeísta que incluso fungió como vicesíndico en la gestión de Héctor Grullón Moronta en el Palacio Municipal de Santiago.

Huelen a barco viejo los cuentos, las amargas críticas y señalamientos sobre narcotráfico y preferencia sexual vociferados por el médico Ernesto Fadul contra funcionarios del gobierno. Hasta los chinos de Bonao y las comadres de la Línea Noroeste conocían de la acidez de los comentarios del médico que ha dicho que tiene pruebas, fotos y contratos de todo cuanto ha denunciado, sí, de manera inadecuada.

Pero, cerrar la mecha de Cibao TV Club, guarida histórica del emblemático noticiario La situación mundial, fundado por Ramón de Luna, porque “operaba ilegalmente” es una arbitrariedad, un tapón de boca ilegal, un exceso de poder del Gobierno peledeísta, en estos días de tufo electoral.

Los hijos no tan agradecidos de Juan Bosch, tienen el pechito parado y exhiben la bembita del que está ofendido. Pero, se les fue la mano. No se puede festejar el Día del Periodismo dominicano con un canal cerrado por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones y un Colegio Dominicano de Periodistas en silencio, porque esa entidad patrocina las actividades de la Semana del Periodista.

A decir del periodista Carlos Manuel Estrella, “es un contrasentido descubrir que ahora el canal que opera desde 1983 incumple aspectos técnicos, pese a que con la creación del Indotel, en 1998, se le reconocieron derechos adquiridos y su operación fue legalizada o regulada conforme la nueva ley”. El caso revela paños tibios para unos y garra abusiva que se creía superada en contra de otros. ¿Unos tienen licencia y otros no?

Por ejemplo, ¿qué poder ampara las linduras emitidas en El Gobierno de la Mañana? ¿Qué luz divina ilumina al iluminado de Alvarito? ¿Unos tienen licencia y otros no?

Lo que mandaba el librito era demandar por difamación e injuria al doctor Fadul (hermano de la exgobernadora de Santiago, Rosa Fadul y del actual ministro de Industria y Comercio, Ramón -Monchy- Fadul) para que fuera un tribunal el albergue del pleito judicial entre las partes.

En un país donde tanta gente está paga -por diversas vías- con el dinero que teóricamente nos pertenece a todos, pretender silenciar la disidencia de esta manera es un plan desacertado y errado del despacho que venga. Tan penoso como el cierre es que la dirección y el pleno del CDP de Santiago, presidido por un compañero que representa al Indotel localmente, se mantenga como el merengue sin letras... sin decir nada.

Grisbel
Reacciones:
14:22

COMO EL MERENGUE SIN LETRA




SONAJERO
Como el merengue sin letra

Grisbel Medina R. - 4/8/2010

El pueblo sabe que Víctor Tejada, propietario de Cibao TV Club, es un dirigente perredeísta que incluso fungió como vicesíndico en la gestión de Héctor Grullón Moronta en el Palacio Municipal de Santiago.

Huelen a barco viejo los cuentos, las amargas críticas y señalamientos sobre narcotráfico y preferencia sexual vociferados por el médico Ernesto Fadul contra funcionarios del gobierno. Hasta los chinos de Bonao y las comadres de la Línea Noroeste conocían de la acidez de los comentarios del médico que ha dicho que tiene pruebas, fotos y contratos de todo cuanto ha denunciado, sí, de manera inadecuada.

Pero, cerrar la mecha de Cibao TV Club, guarida histórica del emblemático noticiario La situación mundial, fundado por Ramón de Luna, porque “operaba ilegalmente” es una arbitrariedad, un tapón de boca ilegal, un exceso de poder del Gobierno peledeísta, en estos días de tufo electoral.

Los hijos no tan agradecidos de Juan Bosch, tienen el pechito parado y exhiben la bembita del que está ofendido. Pero, se les fue la mano. No se puede festejar el Día del Periodismo dominicano con un canal cerrado por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones y un Colegio Dominicano de Periodistas en silencio, porque esa entidad patrocina las actividades de la Semana del Periodista.

A decir del periodista Carlos Manuel Estrella, “es un contrasentido descubrir que ahora el canal que opera desde 1983 incumple aspectos técnicos, pese a que con la creación del Indotel, en 1998, se le reconocieron derechos adquiridos y su operación fue legalizada o regulada conforme la nueva ley”. El caso revela paños tibios para unos y garra abusiva que se creía superada en contra de otros. ¿Unos tienen licencia y otros no?

Por ejemplo, ¿qué poder ampara las linduras emitidas en El Gobierno de la Mañana? ¿Qué luz divina ilumina al iluminado de Alvarito? ¿Unos tienen licencia y otros no?

Lo que mandaba el librito era demandar por difamación e injuria al doctor Fadul (hermano de la exgobernadora de Santiago, Rosa Fadul y del actual ministro de Industria y Comercio, Ramón -Monchy- Fadul) para que fuera un tribunal el albergue del pleito judicial entre las partes.

En un país donde tanta gente está paga -por diversas vías- con el dinero que teóricamente nos pertenece a todos, pretender silenciar la disidencia de esta manera es un plan desacertado y errado del despacho que venga. Tan penoso como el cierre es que la dirección y el pleno del CDP de Santiago, presidido por un compañero que representa al Indotel localmente, se mantenga como el merengue sin letras... sin decir nada.

Grisbel